GUICHON – PARROQUIA MA. AUXILIADORA – Mes de mayo mes Patronal

Este año lo celebramos con diversos acontecimientos que concluyeron el 3 de junio.

El Sembrador que hace dos mil años esparcía la semilla del Evangelio en los campos de Galilea y al despedirse son envío a hacerlo por el mundo entero (Mt, 28,19) hoy nos sigue enviando por estas benditas tierras sanduceras.

Nos llegan el compromiso asumido por los Obispos en Aparecida, el pedido del Papa Francisco de poner en acción la EXORTACIÓN APOSTÓLICA “EVANGELLI GAUDIUM” y la celebración de los 100 años de las apariciones de Fátima, no nos pueden dejar mirando al cielo.

Así fue que conseguimos una Imagen de Fátima –la Madre Misionera- que comenzó a misionar cada barrio y  Pueblo de la  Parroquia; poniendo nuestros  laicos en estado de Misión. Ellos le preparan a la Virgen en su visita misionera, un lugar dónde recibirla,  buscan por lo menos 15 personas que le dan la bienvenida. Si piden la celebración de la Misa o una Celebración de la Palabra se hace lo que preparan. Frutos; hay hombres que han solicitado el Bautismo, otros 1ª Comunión y ya han comenzado ha hacerlo. El día 3 de junio cerrando el mes patronal recibimos la Imagen de la Virgen de Fátima en el templo. A las 18,30 hs. recorrió procesionalmente las calles de nuestra ciudad, llevada en una carroza  representando   su aparición a los pastorcitos.

Todos los niños de la catequesis y  de la ciudad que se sumaron VESTIDOS DE ÁNGELES la escoltaron hasta el templo. El alumbrado del Templo, el trono que se le preparó para recibirla estuvo a cargo de los laicos y catequistas.

Las casas de familias se están adornando con balconeras su  lema “MADRE  BENDICE  NUESTRO HOGAR” en sólo 10 días ubicamos 140.

Realizamos una Vigilia de Pentecostés, renovamos nuestro compromiso de ser cristianos más auténticos nos CONSAGRAMOS TODOS A SU INMACULADO CORAZÓN, llevando a cabo su pedido en Fátima en 1917. Luego nos niños con su inocencia y candor desplegaron su ternura a la Virgen Madre danzando por todos los pasillos del templo acompañados de la música y melodía “Ángeles”. Abundaron las lágrimas , aplausos y vivas a la Madre que brotaban de los corazones de los adultos que colmaron el templo por completo. Continuamos celebrando en el salón parroquial con un bingo, y los adolescentes que están siempre firmes prepararon los choripán. Nuestra misión Mariana concluirá el 13 de octubre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *